Confianza, revoluciones y BlockChain

20 junio, 2018 — Deja un comentario

Blockchain es claramente una de las palabras de moda del sector de IT ahora mismo, arrancando el año escribí una explicación somera de esta tecnología tan prometedora, aquí puedes leer ese post.

Pero un tema que siempre queda en entredicho es si realmente es una revolución de un impacto tal cómo fue Internet cómo muchos afirman, o únicamente será un nuevo modelo de “base de datos distribuida lenta” como otros creen.

Yo si creo que es una gran revolución, y quiero explicar porqué

Contaba en mi anterior post que “…  se podría decir que Blockchain es una tecnología (código abierto que puede correr en cualquier ordenador) que permite realizar transacciones entre dos actores (personas, entidades) sin utilizar un intermediario de verificación y garantizando la seguridad en todo caso […] No es que suene a algo increíble dicho así, pero piensa en todos los modelos de negocios que se basan únicamente en garantizar la seguridad de una transacción: notarios, bancos, entidades públicas…

Pero si realmente se quiere pensar en el valor de BlockChain, hay que pensar en que cambia está tecnología en la sociedad, y se trata de un concepto tan importante como la confianza.

Si nos fijamos en los negocios de los últimos años, usados hasta la saciedad como ejemplos de disrupción, están los Uber, Alibaba o Airbnb. Piensa en Uber y en cuantas veces nos dijeron nuestros padres que “no nos montaramos en coches de desconocidos“. Todos estos negocios realmente se basan en la gestión de la confianza de sus clientes, permitiéndonos confiar en desconocidos  para que nos lleven en sus coches, nos vendan productos a miles de kilómetros o nos alojen en sus casas…  la confianza mueve los negocios; y la confianza es únicamente la creación de relaciones con lo desconocido.

No es algo nuevo, la primera vez de la que se tiene constancia fueron los comerciantes del  magreb que querían comerciar con Europa a través de Sicilia y necesitaban intermediarios que veían cada muchos meses, ¡estamos hablando del siglo XI!. Fueron los primeros en establecer un sistema común de cualificación de confianza de los proveedores, ahora mismo usarían unas estrellitas en alguna app…

En estos inicios curiosos de la puntuación de proveedores, por primera vez se pasó de una relación de confianza entre una persona y otra a nivel individual, a un modelo de relación de grupos con grupos. Fue la primera revolución del mundo  de la “confianza”

La segunda revolución fue claramente pasar a un modelo de relación de confianza con “entes” como fueron los estados-nación. Y el primer ejemplo de esa relación fueron las monedas, representación de valor real únicamente respaldado por la confianza en ese gobierno… pensemos en el primer vendedor de cabras que en lugar de hacer un trueque recibió una monedas respaldadas por la efigie de algún emperador perdido, cuyo valor era cuestionable…y sin embargo funcionó muy bien hasta el punto de encontrar monedas de Roma en imperios lejanos como India o Asia (China-Japón), reconociendo el impacto de la “confianza” en imperios lejanos a través de sus monedas.

Ahora pensemos en las crisis bancarias y de estado de la última década y como ha minado la confianza de la población en los “entes” de la segunda revolución de la confianza del párrafo anterior, quizás es el momento de pasar a unan tercera revolución de la confianza en la que, perfeccionando el modelo de los comerciantes del magreb, podamos tener un sistema de confianza distribuido a nivel mundial.

Es aquí dónde se observa el valor de Blockchain como elemento tecnológico que puede “transformar como intercambiamos valor y confianza“. Como en los ejemplos anteriores el sistema económico es el primer y más obvio ejemplo (criptomonedas), pero después cualquier relación de confianza que ahora mismo requiere de un “ente” (gobierno, banco, entidad internacional etc) puede mutar a un sistema distribuido mundial, auditable e inmutable…  este es el potencial de Blockchain.

Para acabar, pensando en la aplicación de este nuevo mundo de confianza basado en Blockchain, las aplicaciones son infinitas, pero pensando en positivo podría servir para acabar con las famosas “fake news” (explicación en inglés aquí), mejorar la traza de todos los productos, incluso de casas a comprar/alquilar por usuarios que podrían ver todo lo que le ha sucedido a la misma.

Por supuesto toda tecnología tiene su lado negativo, y podemos pasar de puntuar con estrellas lo que nos gusta un restaurante a ser puntuados con estrella según lo buen ciudadano que el gobierno cree que eres, como ya se prevé en China: http://www.wired.co.uk/article/chinese-government-social-credit-score-privacy-invasion

En cualquier caso, creo que queda claro que Blockchain será un habilitador de revoluciones…

 

P.D. Casi todos estos pensamientos vienen del libro “Who can you trust” de Rachel Botsman, muy interesante.

 

 

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.